Otros que se van.

El Parador de Mojácar ha sido el escenario de una despedida emotiva y divertida entre alumnos de 2º de Bachillerato y el equipo docente del Colegio.

La velada fue preparada y organizada por los alumnos y no defraudó. Disfrutamos de buena comida y brisas marítimas, conversaciones y risas, detalles del cariño verdadero que sentimos unos por otros. Y recuerdos, que ya son todos buenos, quizás desde la nostalgia por lo que hemos compartido.

La cena terminó con un fotomontaje de estos alumnos y su pase por el Colegio. Desde sus primeros días en 4º de Secundaria, ¡qué cambiados están! Y lo que les queda…

Ánimo muchachos. El horizonte es muy ancho.