En la jornada del miércoles 8 de mayo, los alumnos del 2º Ciclo de Infantil acudieron muy entusiasmados al Teatro de Huércal-Overa para ver la representación teatral “Las Habichuelas Mágicas”.

Los alumnos se divirtieron y rieron enormemente viendo las diferentes aventuras de Jack, un niño al que no le gusta comer verdura y, por ello, su madre le cuenta la historia de un pueblo que está muy triste, donde ni las flores crecían después de que alguien hubiera robado el arpa que alegraba a todos con su música.

La mamá del muchacho decidió que vendería la única vaca que les quedaba (una vaca que no daba leche y se comportaba como un perro).

Cuando Jack iba de camino para vender la vaca-perro encontró a alguien quien quiso cambiar la vaca por un saquito de habichuelas mágicas que le llevarían a un castillo donde vivía un gigante; así fue como, tras aceptar Jack el cambio y regresar a casa, él y su madre plantaron las habichuelas.

Cuando Jack fue por primera vez al castillo descubrió que allí también vivía una gallina que ponía huevos de oro que, además, al gigante tampoco quería comer las verduras que le hacía su madre; al descubrir Jack que el gigante quería comerse a la gallina en lugar de la verdura, el chico decidió que ésta se podría ir con él a casa.

No sólo fue eso lo que descubrió sino que también era el gigante quien tenía el arpa en su poder, con lo que Jack, con la ayuda de la gallina, consiguió rescatar el arpa y, dado que el gigante se quedó sin carne para comer, comenzó a comer la verdura que le hizo su madre.

El cuento finalizaba con la vuelta del pueblo a su alegría inicial gracias a que Jack había devuelto la melodía del arpa.

Fue a partir de que su madre le contara este cuento cuando Jack, en su vida real, sintiéndose como el protagonista del cuento, siempre se comería las verduras.

Y… ¡colorín, colorado este teatro se ha acabado!